Un Montacargas es un vehículo de uso industrial empleado en empresas, bodegas, almacenes y otros centros de trabajo para una amplia variedad de aplicaciones, incluyendo el envío, el almacenamiento y la construcción, entre otras; lo que posibilita el incremento en la eficiencia, rapidez y productividad del trabajo a realizar.


Los montacargas están disponibles en varios tamaños y capacidades, y pueden ser impulsados mediante baterías, gas propano, combustible de gasolina o de diésel.


En el mercado, son clasificados de acuerdo a sus características en 7 clases:


Clase 1: motor eléctrico, pasajero, vehículos de contrapeso (llantas sólidas y neumáticas).

Clase 2: vehículos de motor eléctrico para pasillo angosto (llantas sólidas).

Clase 3: vehículos manuales con motor eléctrico o de pasajero (llantas sólidas).

Clase 4: vehículos de motor de combustión interna (llantas sólidas).

Clase 5: vehículos de motor de combustión interna (llantas neumáticas).

Clase 6: tractores de motor eléctrico y de combustión interna (llantas sólidas y

Neumáticas). No existen montacargas en esta clase.

Clase 7: montacargas de terreno escabroso (llantas neumáticas).


Debido a que son útiles en una amplia variedad de configuraciones, muchos tipos de montacargas están disponibles para que puedas elegir en base a su diseño y uso previsto.


Contacta a nuestros asesores para conocer más sobre los montacargas más apropiados a tu actividad y cuenta con la asistencia de personal altamente capacitado.


¡Con la garantía de calidad Raymond!