Para una empresa de logística el almacenamiento de mercancía es un proceso fundamental, es por eso que para poder responder a las necesidades de los clientes, es importante optimizar y agilizar este proceso.

Como primera herramienta para lograr modernizar las operaciones de almacenamiento está la tecnología, no obstante las limitantes de presupuesto o incremento en costos no siempre hacer posible mantenernos al día en equipos automatizados.

Es importante tener claras las características físicas que se deben tener en cuenta para lograr sacar el máximo provecho del espacio para almacenamiento, entre las que destacan:

1. Ancho y altura: estas dimensiones ayudan a optimizar el espacio en almacén, sin embargo a la hora de hacer algún cambio ya sea por aumentar la altura o disminuir el ancho entre los racks, se debe tener en cuenta el tamaño y los alcances de las grúas.

2. Selección de implementos: dentro de las herramientas que pueden ayudar a mejorar el uso del espacio están:

a) Drive In: es el sistema de alta densidad que permite acumular grandes cantidades de mercancías por lotes homogéneos.

b) Rack selectivo: sistema encargado de almacenar gran variedad de productos, ayuda a disminuir espacio en los pasillos.

c) Rack doble profundidad: son dos rack selectivos juntos, lo cual permite almacenar dos tarimas de fondo para cada frente de rack. Este sistema necesita de grúas con elementos especiales.

d) Rack móvil: este sistema permite compactar las estanterías y aumentar la capacidad de la bodega sin perder el acceso directo a cada pallet.

3. Espacio y productividad: otra vía para alcanzar mayor optimización del espacio, es la incorporación de equipos automatizados para operaciones en bodega . Al pensar en esta inversión, esta debe responder a dos grandes ejes: Espacio y Productividad.

La clave para optimizar los espacios en almacenamiento está en jugar con el ancho y la altura de los pasillos para aprovechar al máximo las dimensiones de la bodega o almacén, así mismo hacer una buena selección de las herramientas a implementar, que se ajusten a las necesidades y rotación de la maquinaria.

Fuente: Revista Logistec